7 trucos para utilizar menos plásticos en tu hogar

La preocupación por el medio ambiente es una constante en nuestros días, de hecho, cada uno de nosotros somos testigo a diario de titulares en los medios de comunicación y vídeos a través de las redes sociales que alertan sobre los enormes problemas ambientales a los que nos enfrentamos. Precisamente, muchos de ellos son consecuencia de los plásticos de un solo uso.

De un tiempo a esta parte, gobiernos, empresas y ciudadanía han asumido su responsabilidad y han decidido dar un paso hacia delante en la lucha contra el cambio climático. Por esta razón, en los últimos años hemos visto como se ponían en marcha iniciativas para reducir la contaminación atmosférica en las ciudades o normativas que prohíben el uso de bolsas de plástico en los establecimientos.

Pero, ¿qué podemos hacer nosotros para reducir nuestras huella personal con el consumo de plástico? Aquí van 7 trucos para utilizar menos plásticos en tu hogar.

Despídete de las “pajitas”

Al menos diles adiós si son de plástico. Puedes recurrir a otras de materiales reciclados o de aluminio, todas estas opciones están en el mercado y son válidas, pero no las de plástico. Y es que tienen un tiempo de uso cortísimo y, en cambio, tardarán años y años en desaparecer.

No a los envoltorios

La mayoría de alimentos –frutas y verduras, especialmente– ya cuentan con un protector natural –su propia piel, que además suele ser la parte más rica en fibra– que sirve para conservarlas y evita que se estropeen antes de lo necesario. De modo que podemos ahorrarnos comprar mandarinas que vienen retractiladas y sustituir ese packaging a base de plástico por una bolsa de tela o papel.

Utiliza tu botella

Ya sea en el trabajo, en el gimnasio o en casa, apuesta por botellas de cristal o que puedas rellenar cada vez que tengas que beber. No somos conscientes de la cantidad de vasos de plástico que llegamos a utilizar a diario. Lo mismo ocurre con las botellas. Intenta optimizar los recursos de tu hogar para prescindir de ellas.

Bolsas de tela

Para la compra, para la ropa, para la tintorería, para tus recados… Seguro que si te paras a pensar utilizas una gran cantidad de bolsas de plástico en tu día a día. Pues bien, las de tela cumplen la misma función y, además, suelen ser más resistentes. Acostúmbrate a llevar una siempre contigo.

Utiliza cubiertos normales

Puede que si comes en restaurantes de “comida rápida” fuera de casa o te llevas táper al trabajo hayas recurrido en más de una ocasión a los cubiertos desechables. Son prácticos, sí, pero como ocurre con las pajitas, son utensilios de un uso muy corto que tienen graves consecuencias en el planeta.

Champú y gel sólido

Sí, como lo oyes. Del mismo modo que estamos acostumbrados a lavarnos las manos con una pastilla de jabón, podemos introducir ese mismo gesto cuando nos toca lavarnos el pelo y enjabonarnos el cuerpo y así dejar de usar productos de higiene en botes de plástico. Funcionan del mismo modo, basta con humedecerlos un poco para que suelten la espuma y ya estamos listos para la limpieza.

Recurre a menaje reciclado

¿Imaginas tener una almohada, un cubrecolchón o un edredón nórdico que se haya fabricado a partir de botellas de plástico recicladas? Es el caso de la gama Planet Care de Velfont que te permitirá dormir con el mismo confort y, a la vez, estarás cuidando el planeta.  

Contacta con nosotros


Si tienes cualquier duda sobre nuestros productos o necesitas asesoramiento puedes contactar con nosotros a través de este formulario.

Política de privacidad*
Este campo es un campo de validación y debe quedar sin cambios.