Las propiedades del algodón en ropa de cama

Todos sabemos que nuestro sueño, además de ser necesario para nuestra supervivencia, afecta el rendimiento del día siguiente. Aunque un colchón de calidad es un requisito para dormir bien, elegir la ropa de cama más adecuada también se convierte en una prioridad. En realidad las personas no suelen preocuparse por este elemento, considerándolo secundario y adaptándose a sus propiedades, independientemente de las necesidades propias. Pero la situación debería ser la inversa. La mejor ropa de cama para ti es la que se adapta a tu cuerpo, a tu descanso y la que te permite reponer energías. De entre las fibras que pueden formar los tejidos, el algodón es de las más indicadas.

Hace más de 7.000 años, ya se cultivaba el algodón en Egipto, India y Perú. Es la fibra natural más valorada y se utiliza desde la antigüedad para confeccionar tejidos. La planta del algodón se cultiva en zonas cálidas y templadas, con tierras ricas y bien drenadas. Tras la caída de la flor, el capullo del algodón madura y se transforma en una bola oval o copo que, al abrirse, deja al descubierto las fibras de algodón. Cada copo puede tener hasta 20.000 fibras, y de su longitud y brillo depende la calidad del algodón.

El algodón se compone de un 94% de celulosa, que se deposita en él durante su maduración, dándole así su estructura cristalina y consistencia definitiva. Al secarse, las fibras se enredan entre sí de forma natural siendo ese el momento de la recogida del algodón para pasar posteriormente al proceso de hilatura. El resultado es un producto natural, resistente y con una gran capacidad de absorción, siendo al mismo tiempo transpirable y con un tacto muy suave y agradable. Esto hace que proporcione una profunda sensación de frescor.

¿Cuáles son sus principales ventajas en ropa de cama?

Por lo general, el algodón tiene la capacidad de absorber la humedad y también de retener el calor. En los días más cálidos, es capaz de aportar frescor y, en los días más fríos, resguardarnos del mismo. De entre otras ventajas, es hipoalergénico y se puede producir de forma orgánica. Además, puede lavarse a altas temperaturas y se seca rápidamente. El algodón respira y permite que el aire circule entre las diferentes capas.

Teniendo en cuenta sus propiedades, en Velfont hemos desarrollado una amplia gama de productos elaborados con algodón. De entre ellos destacan los protectores de colchón, que potencian las propiedades de esta fibra natural y te permiten descansar con comodidad, seguridad y transpirabilidad. Además, los protectores de colchón Velfont protegen el colchón de forma práctica y cómoda, ya que se ajustan como una sábana bajera. Un producto que, además de cuidar tu sueño, cuida la sencillez y la facilidad.

Contacta con nosotros


Si tienes cualquier duda sobre nuestros productos o necesitas asesoramiento puedes contactar con nosotros a través de este formulario.

Política de privacidad*
Este campo es un campo de validación y debe quedar sin cambios.