Las habitaciones llenas de ‘gadgets’ pueden alterar tu descanso

Las habitaciones llenas de ‘gadgets’ pueden alterar tu descanso

las habitaciones llenas de gadgets velfontQue la sociedad actual tenga miles de aparatos electrónicos a su disposición no es para nada una novedad. Y, además, que a las personas les guste utilizar móviles, tabletas, ordenadores portátiles y demás ‘gadgets’ en sus dormitorios, tampoco lo es. Noticias, libros electrónicos y juegos en un solo objeto atraen la atención de la mayoría de usuarios, que pueden hacer miles de cosas sin ni siquiera levantarse de la cama. Los tantos servicios que ofrecen nos llevan a descansar rodeados de elementos electrónicos, incluso utilizamos nuestro Smartphone como despertador.

Aunque las nuevas tecnologías han supuesto un avance inmejorable para todos nosotros, en ocasiones pueden impedir que durmamos bien durante la noche.

¿Cómo nos afecta su presencia en el dormitorio?

El problema principal es que los dispositivos electrónicos a menudo permanecen encendidos mientras descansamos, por lo que pueden emitir luz innecesaria y sonido, algo que puede afectar severamente nuestros ciclos de sueño y alterar los niveles hormonales relacionados con el mismo. Parece increíble, pero la continuada o esporádica luz de las pantallas puede confundir nuestro cuerpo hasta el punto de pensar que es de día y, así, provocar que deje de producir melatonina, la hormona encargada de regular nuestro sueño.

Pero el tema no finaliza en este punto. La consulta de noticias y juegos antes de quedarnos dormidos mantiene nuestras mentes activas, por lo que nos puede resultar verdaderamente difícil relajarnos y quedarnos dormidos. ¿Cuál es el resultado de ello? Las personas nos acostamos más tarde y, generalmente, existe una mayor incidencia de despertarse varias veces durante la noche. Por lo tanto, la calidad de sueño se ve mucho más afectada cuando los ‘gadgets’ quedan encendidos durante la noche, o bien cuando los utilizamos durante un largo intervalo temporal antes de acostarnos.

Y, además, la situación es cada vez más preocupante en un sector determinado de la población: los niños. Los niños que poseen dispositivos electrónicos en sus habitaciones duermen menos y experimentan una calidad de sueño más baja que los demás. Esto tiene una clara repercusión sobre su aprendizaje, ya que un buen sueño permite que el cerebro fije las nuevas experiencias o conocimientos, reforzando, de este modo, la capacidad de aprender.

¿Cuál es la medida adecuada para evitar las consecuencias de los aparatos electrónicos?

Desde Velfont sabemos que existen diferentes métodos para evitar las consecuencias de poseer dispositivos electrónicos en las habitaciones o, si más no, para reducir su incidencia. Es importante establecer una hora límite para utilizar los ‘gadgets’, cambiar el teléfono por un despertador convencional, evitar las luces digitales y dejar los aparatos electrónicos en otra sala de tu hogar. Dormir mejor debería ser una prioridad para todos nosotros; mantén tus ciclos de sueño a buen recaudo.