¡Prepara tu cama para el invierno!

Todo lo que debes saber sobre el edredón nórdico.

Si has pensado en renovar tu edredón nórdico para el comienzo del invierno, antes de lanzarte a la compra de uno nuevo, tienes que tener en cuenta una serie de aspectos principales: el gramaje y el peso, la composición, el diseño y, por último, su limpieza y mantenimiento. ¡Toma nota!

Con la llegada del invierno, bajan las temperaturas y muchos de nosotros buscamos ese momento en la cama para acurrucarnos con un cómodo y caliente edredón nórdico. Y aunque nos cueste admitirlo, pasamos mucho tiempo en la cama, por tanto, es importante saber los diferentes tipos y funciones imprescindibles del relleno nórdico.

El gramaje y el peso

Uno de los principales criterios que debemos tener en cuenta a la hora de elegir un edredón nórdico es la temperatura de nuestra habitación en las diferentes estaciones del año. Este detalle es fundamental porque cuanto mayor sea el gramaje y peso del edredón, más cálida será esta pieza y esto nos ayudará a calentar nuestra cama en los meses más fríos. Hay que saber que un gramaje, que es la densidad del relleno nórdico, sobre 150 g/m² es ideal para temperaturas más cálidas, por tanto, nos vendrá mejor para estaciones como primavera y verano. Mientras que un relleno sobre 300 g/m² se acoge mejor a temperaturas frías, perfecto para otoño e invierno.

A partir de este aspecto puedes elegir el Nórdico Velfont que mejor se adapte a la temperatura de tu habitación. Además, con el modelo nórdico Berlin Algodón podrás encontrar dos nórdicos que pueden usarse durante todo el año por separado o conjuntamente gracias a su función de gramaje DUO (DUO – 125 g/m² + 250 g/m²), con un tratamiento Antiácaros elaborado a base de extractos de plantas Acarsan Natural®.

La composición

Un detalle importante del relleno nórdico es su composición, ya que influirá en la calidez de la pieza. Actualmente, en el mercado se distinguen dos tipos. Los fabricados con plumas o plumón, que suelen ser habitualmente de pato u oca. Son muy cálidos, tienen una función aislante contra el frío y pesan menos. En los edredones Velfont encontrarás el modelo Aspen, un plumón de alta calidad, sometido a rigurosos controles sanitarios para su correcto uso. Por otro lado, encontramos los rellenos nórdicos realizados con materiales sintéticos como la fibra hueca siliconada. Son rellenos muy transpirables, con un gran poder térmico y aislante del frío. En los nórdicos Velfont encontrarás una amplia gama confeccionados con esta composición. Además, tienes el modelo Eco Terra cuya fibra está elaborada con materiales reciclados y certificado internacionalmente por su apuesta por un consumo responsable para el cuidado del planeta.

Diseño

Cuando pensamos en un nórdico, tendemos a pensar en una prenda blanca. Sin embargo, también puede convertirse en un elemento decorativo de tu habitación.

A menudo con el cambio de clima, buscamos colores y tonos más oscuros para los meses más fríos, y tonos cálidos para los más calurosos. Pues bien, los nórdicos Velfont están disponibles en varios colores y con diseños estampados de cuadros o rayas para que encuentres el que se adapta mejor a tu estilo.

Con nuestro emblemático Nordicolor Bicolor Velfont no querrás poner una funda nórdica. ¡Viva la Colorterapia!

Limpieza y mantenimiento

Por último, no hay que dejar pasar la limpieza y el mantenimiento de los edredones nórdicos. Se aconseja que se limpien una vez al año como mínimo. En el caso del edredón nórdico de plumas o plumón es recomendable llevarlo a una tintorería para su lavado ya que por su composición debe mantener las mejores condiciones higiénicas. Mientras, los nórdicos de fibra se pueden lavar en la lavadora y secar al aire libre. Asimismo, si se decide prescindir del edredón nórdico, la mejor opción es guardarlo para aislarlo del polvo y la suciedad.

Los Edredones Velfont son la mejor opción para dormir y soñar sin sentir el frío.

¡A resguardarse en la cama, que viene el invierno!