¿Cómo impacta la falta de sueño en el trabajo?

No hay dudas de que para la gran mayoría de nosotros el trabajo se ha convertido en una de las parcelas más importantes de nuestra vida. De hecho, es protagonista en ese camino que todos tratamos de trazar con el objetivo de vivir mejor y ser más felices. Y es que más allá de la parte económica, estar contentos en el trabajo y hacer algo que nos motiva es una sensación que nos llena de plenitud. 

Sin embargo, tenemos épocas en las que estamos más cansados y/o más distraídos y que nuestra relación con el trabajo cambia. Madrugar se nos hace cuesta arriba y somos incapaces de terminar nuestras tareas al mismo ritmo y con la misma pasión que lo hacíamos unos meses atrás. ¿Qué nos ocurre?

Las razones tras esta bajada de rendimiento pueden ser varias, desde que estés pasando una mala racha hasta que lleves un ritmo frenético que te esté pasando factura. En cualquiera de los dos casos es posible que una de las consecuencias sea que no estés durmiendo bien y, precisamente, la falta de sueño puede tener un impacto negativo en tu trabajo. 

Dormir más para trabajar mejor

Si haces una lista mental de todo lo que puede estar afectando a tu productividad laboral difícilmente caerás en que tus noches tienen mucho que ver. Pero está demostrado: sufrir algún tipo de trastorno del sueño, por muy leve y pasajero que sea, tiene efectos a nivel personal, social y, también, profesional. 

Esto último ocurre porque al dormir poco se incrementa nuestra irritabilidad y nuestra sensibilidad al estrés, a la vez, que disminuye nuestra empatía con los compañeros. Por no mencionar que nuestro desempeño empeora, nuestra capacidad de decisión se resiente y somos más propensos a equivocarnos. 

Sin embargo, el riesgo que más debe preocuparnos es el de sufrir un accidente laboral. La falta de sueño produce accidentes tanto en el lugar de trabajo como fuera de él. Y es que, si hemos dormido por debajo de las horas recomendadas, nuestros reflejos no estarán al 100% y esto puede suponer que nos despistemos conduciendo camino al trabajo o realizando alguna tarea más peligrosa durante nuestra jornada laboral.

Más allá del trabajo

La buena noticia es que respetar nuestro descanso y dormir bien tiene beneficios para nuestra salud que van más allá del ámbito laboral, pero además, nos ayudará a mantener una mayor concentración y a evitar los conflictos interpersonales