Descubre las alergias domésticas más comunes y cómo lidiar con ellas

Tendemos a pensar que la alergia a los ácaros no es peligrosa y podemos vivir con ella. La realidad es que afecta a la calidad de vida de las personas que lo sufren y puede traer reacciones importantes, como complicaciones en el asma

En menos de dos semanas dará comienzo la primavera, una de las épocas más alegres y apetecibles del año. El frío se marcha y gracias a las temperaturas más suaves y el aumento de horas de sol, pasamos más tiempo en la calle (aunque este año, con todas las precauciones).

La estación primaveral también trae consigo el aumento de las alergias domésticas y sus síntomas. Aunque están presentes todo el año, es en esta época cuando se acentúan debido al cambio de temperatura y nivel de humedad. ¿Pero sabes realmente qué produce una alergia?

¿Qué son las alergias?

Existen muchísimos tipos de alergias. Según la Sociedad Española de Inmunología Clínica, Alergología y Asma Pediátrica (SEICAP), el 40% de la población sufre algún tipo de alergia, convirtiéndose a menudo en un problema crónico. Las más comunes son las relacionadas con condiciones ambientales, alimentos y animales, pero hay otras mucho menos conocidas como la alergia al Sol o al agua. En este artículo nos centraremos en las alergias denominadas domésticas.

¿Cuáles son las alergias domésticas?

A pesar de mantener nuestra casa limpia y en condiciones óptimas, la presencia de organismos y sustancias que provocan alergias es de lo más común. Estas son las más habituales:

  1. Alergia a los ácaros del polvo: Los ácaros son organismos microscópicos imperceptibles para el ojo humano que viven en lugares húmedos, cálidos y preferiblemente cerrados y oscuros. Por eso, el colchón y la almohada se convierten en su hábitat perfecto. La Dra. Cots, alergóloga del grupo Quirón Salud, afirma en el blog “Alergia al Día” que la sensibilización a los ácaros afecta a más del 30% de la población y a más del 90% de las personas asmáticas.

2. Alergia a animales domésticos: sobre todo al pelo de perros y gatos o a las plumas de aves domésticas. De hecho, tampoco es recomendable tener mascotas si tienes alergia a los ácaros. Como estos organismos se alimentan de nuestras fibras muertas, cuantos más habitantes haya en la vivienda, más posibilidades de población de ácaros.

3. Alergia al polen: comúnmente conocida como “alergia primaveral”. En esta época, las flores, árboles y plantas empiezan su proceso de polinización. Sin embargo, las partículas de polen están dispersas en el aire y se introducen en nuestras fosas nasales provocando potencialmente la alergia.

4. Alergia a insectos susceptibles de crear plagas, como chinches o cucarachas. También a las picaduras de abeja y avispa, muy propensas a acudir a alimentos  y al agua estancada, por lo que hay que tener especial precaución en los espacios exteriores de la casa.

¿Qué remedios podemos encontrar en la naturaleza para combatir las alergias?

La realidad es que ningún tratamiento casero podrá funcionar de forma exclusiva para tratar una alergia. Lo más recomendable es acudir a un especialista para realizar un diagnóstico y empezar un tratamiento adecuado. Pero la naturaleza es sabia y nos brinda varias opciones que, en paralelo, nos pueden ser de gran ayuda:

  • Agua: mantener la garganta hidratada nos ayudará a reducir posibles picores
  • Té verde: bloquea la producción de uno de los tipos de histamina, que desencadena en alergia
  • Manzanilla: es antiinflamatoria y alivia la irritación de mucosas y ojos
  • Ajos: tienen propiedades antibióticas, es broncodilatador y provoca un efecto mucolítico
  • Cebollas: dejar media cebolla al lado de la cama ayuda a abrir los bronquios gracias a los compuestos azufrados que desprende
  • Cúrcuma: tiene propiedades antiinflamatorias
  • Nueces: tienen mucha vitamina E, sustancia que ayuda a reducir las molestias respiratorias
  • Yogur: los probióticos que contiene refuerza las defensas para actuar de escudo contra las alergias
  • Cítricos y frutas con propiedades inmunológicas, como la manzana y la pera
  • Inhalaciones con eucalipto: hervir hojas de esta planta e inhalar el vapor es una excelente forma de aliviar el goteo nasal constante

Nuestro consejo para protegerte en la cama: la gama Antiácaros Acarsan® Natural

La alergia a los ácaros es una de las más extendidas a día de hoy y de las más difíciles de controlar. Por más que limpiemos nuestra casa, la ventilación es necesaria, por lo que el polvo es inevitable sea la estación que sea.

La cama es uno de los lugares favoritos de estos molestos organismos. Por eso, la gama Acarsan® Natural incorpora un tratamiento antiácaros que ayuda a las personas que sufren este tipo de alergia a paliar sus efectos. Es un tratamiento 100% natural compuesto a base de extractos vegetales a partir de la Margosa – una planta cultivada en el sudeste asiático y utilizada como tratamiento para las alergias en la medicina tradicional oriental – y el Geraniol – sustancia que se encuentra en plantas como la “hierba limón”, los geranios y en frutas como el limón, con propiedades insecticidas y repelentes.

Al no contener pesticidas ni aditivos químicos, está aconsejado para todas las edades y no tiene ninguna contraindicación. Según tus necesidades puedes disponer del pack de cama antiácaros completo: almohadas, rellenos nórdicos, fundas y protectores de colchón, cubrecolchones, toppers, sábanas bajeras y fundas de almohada.

Descubre todos los beneficios de la gama antiácaros y duerme protegido de los ácaros.