Trastornos del sueño en niños

¿Qué les quita el sueño a tus hijos?

Muchos niños padecen problemas de sueño, pero no siempre es sencillo detectarlos. A todos los padres les preocupa que sus hijos no duerman la cantidad de horas necesarias por eso están alerta a la hora de identificar conductas típicas de los trastornos del sueño en niños.

Los síntomas más frecuentes son:

– Dolores de cabeza al despertar
– Somnolencia diurna
– Durante el día, se quedan dormidos con facilidad
– Problemas de atención

Trastornos del sueño en niños

Puede que reconozcas algunos de estos síntomas en ti mismo. Y es que si creías que el insomnio es un problema que solo se da en adultos, la realidad es que un 30% de los menores entre 6 meses y 5 años también lo padece. Aunque en la mayoría de los casos el insomnio en los niños se debe a un problema médico, a un mal hábito relacionado con la forma de dormir o a miedos y terrores nocturnos, también pueden deberse a otras causas que entrarían dentro del grupo de trastornos del sueño en niños.

Sueño Inquieto

Se manifiesta sobre todo cuando los niños están sufriendo algún tipo de cambio en su rutina. Desde una mudanza hasta conflictos familiares. Se expresa mediante saltos en la cama, vueltas, despertarse y dificultad para volverse a dormir, rechinar de dientes…

Trastornos del sueño en niños

Pesadillas

Las pesadillas suelen ser un sueño largo que aparece en el último tercio de la noche. Tienen que ver con situaciones que a los niños les generan ansiedad ya sea consecuencia de hechos reales como de películas o cuentos. Los niños se despiertan llorando y chillando. La parte positiva es que se suelen recomponer en pocos segundos con la ayuda y consuelo de los padres. La parte negativa es que su sueño ya ha quedado interrumpido.

Trastornos del sueño en niños

Sonambulismo

Es más frecuente en los niños que tienen entre tres y ocho años. La particularidad del sonambulismo es que los menores no recuerdan al día siguiente lo que ha ocurrido durante la noche. Aunque no le genera ningún síntoma en el momento, si que se notará algo cansado al día siguiente. Dormir suficiente es la clave para disminuir el sonambulismo en los niños.

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone