Dolor De Espalda Al Dormir

¿El dolor de espalda no te deja dormir? Así puedes evitarlo

Cuando nos duele la espalda no encontramos una postura cómoda para dormir y nos pasamos toda la noche dando vueltas constantemente. Como consecuencia, a nuestro dolor de espalda al dormir se suma el agotamiento tras una –o varias– noches en vela o durmiendo por debajo de lo que necesitaríamos porque ante esto, ni los mejores trucos para dormir en pocos segundos pueden sernos de ayuda.

Puede que la situación relatada te sea familiar. Y es que todos hemos sufrido dolor de espalda alguna que otra vez, de hecho, según un estudio de Elsevier, afecta a casi el 80% de la población en distintos grados e intensidades.

¿Entre las causas frecuentes? Desde nuestros trabajos, que nos obligan a estar largas horas sentados, hasta deportes como el running que se han puesto de moda en la actualidad y pueden favorecer la aparición de lesiones en esta zona. Sin embargo, el dolor lumbar puede ser también consecuencia de un mal gesto, cargar demasiado peso o, precisamente, dormir en una postura inadecuada.

Prevenir el dolor de espalda es clave y, también, es posible. Lograrlo pasa, en gran medida, por evitar las situaciones que comentábamos más arriba. Toma nota de estos consejos si el dolor de espalda no te deja dormir.

 

Dolor De Espalda Al Dormir Postura

La silla, nuestra enemiga

Evitar pasar demasiado rato sentados es el primer paso. Las sillas de oficina nos obligan a colocarnos en una postura en la que todo el tren superior se apoya en la zona lumbar y esto castiga mucho nuestro cuerpo. Esto es difícil cambiarlo, pero sí puedes levantarte cada cierto tiempo para corregir la postura y realizar ejercicios para estirar la columna y mantener el tono muscular.

 

Evita cargar peso

No sostener peso excesivo y durante largos periodos es la segunda recomendación clave. Desde mochilas que cargas a la espalda, hasta llevar a niños pequeños en brazos o, incluso, realizar un largo trayecto llevando las bolsas de la compra. Todos estos gestos que seguramente realizas en tu rutina diaria tienen graves consecuencias para tu espalda. Reparte peso siempre que puedas y si tienes que levantarlo desde el suelo, asegúrate de que lo haces desde una posición de sentadilla.

 

Ejercicio sí, pero elige bien

Practicar deporte es una recomendación adecuada ya que refuerza el tono muscular y fortalece el core. Sin embargo, si sufres de dolor de espalda –o quieres prevenirlo–debes decir adiós a correr y a los deportes de contacto para dar la bienvenida a la natación, la bici o el senderismo. No te olvides, además, de realizar los estiramientos adecuados tanto antes como después de practicar deporte. No solo recuperarás tu respiración, también ayudarás a relajar la columna y a estirar la zona lumbar.

 

¿En qué postura duermes?

Aunque puedas pensar que la elección de la posición a la hora de dormir es algo aleatorio o que va a gustos, la verdad es que no debería ser así. Los expertos tienen claras cuáles son las mejores posturas para dormir y hay consenso a la hora de recomendar, en la gran mayoría de los casos, el hacerlo en posición fetal. Esto es apoyados sobre un costado y con las rodillas elevadas. Este simple gesto ya supone un gran alivio para la espalda en general y la zona baja en particular. Si aparece el dolor de espalda al dormir, hazte con una almohada y colócala entre tus piernas, notarás que disminuye la tensión y suaviza el pinzamiento.

Dolor De Espalda Al Dormir Yoga

Tip extra…

Una bolsa de agua caliente o una almohadilla térmica son dos recursos que puedes aplicar localmente en la espalda cuando el dolor haga acto de presencia. El calor aliviará las molestias.

 

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone