¿Cuándo debo reemplazar mi almohada?

cuando debo reemplazar mi almohada velfontAlgunas personas, sin ni siquiera saberlo, dañan su salud. A través de distintos hábitos, estamos condicionando la integridad de nuestro bienestar de forma inconsciente. ¿Quién diría que no cambiar la almohada de forma frecuente podría tener consecuencias negativas para nuestro cuerpo? Pues es así. Muchas son las personas que cambian la funda de la almohada, pero su interior no lo renuevan hasta que lo ven inservible y demasiado viejo. Aunque es un hábito esparcido, es también un error grave. Pero, ¿por qué motivos no cambiar la almohada podría dañar nuestra salud?

En primer lugar y aunque no seamos directamente conscientes de ello, con el paso del tiempo las propiedades de nuestra almohada pueden perder efectividad y calidad. De hecho, cuando llevamos tiempo utilizando la misma, deja de aportarnos la comodidad del principio y, de rebote, daña progresivamente nuestra espalda. En segundo lugar, la almohada podría ser una cuna de ácaros, polvo y suciedad. Aunque puede lavarse, la efectividad de la limpieza no es tal como cambiarla. Para evitar compartir cama con estos pequeños seres vivos, es mejor reemplazar la almohada frecuentemente. Y, en tercer lugar, con el paso del tiempo, nuestra almohada se empapa de sudor, grasa e incluso células muertas de nuestra piel que, aunque nos parezca extraño, pueden provocar acné y demás imperfecciones.

Según los expertos en descanso, lo ideal sería reemplazar nuestra almohada en un periodo de entre  seis meses y dos años como máximo. Cuando se trata de cambiarla, es importante recordar que la almohada ideal debe rellenar el hueco entre la cabeza y los hombros, para así evitar dolores de espalda y demás daños físicos totalmente innecesarios. En la página web de Velfont disponemos de un test para encontrar tu almohada ideal. A través de una serie de preguntas podrás descubrir cuál es el producto que más se adecua a tus necesidades y escoger entre la amplia gama que te ofrecemos. Las almohadas más populares de Velfont son las siguientes:

  • Almohada de fibra Dalia: está confeccionada con relleno de fibra de alta calidad y una funda de tejido microfibra. Es de firmeza media, por lo que es ideal para dormir de espaldas o de lado.
  • Almohada de fibra Duende: está especialmente indicada para público infantil, ya que, al ser de firmeza baja, contiene la cantidad de relleno adecuado para el descanso saludable de los más pequeños.
  • Almohada Antiácaros: está confeccionada con fibra de gran calidad con tratamiento antiácaros Acarsan® científicamente testado y que mantiene intactas las propiedades tras los lavados.
  • Almohada TERMO-reguladora: está confeccionada con tejido termo-regulador Outlast® Adaptive Comfort®, que amortigua los cambios de temperatura y mantiene una climatología adecuada durante toda la noche. Ni demasiado frío, ni demasiado calor.
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone