¿Cuál es el edredón nórdico perfecto para mí?

el edredon nordico perfecto para tiEl otoño es tiempo de cambios, de decisiones, de preguntas y de querer encontrar respuestas. De entre las más habituales, “¿cuál es el edredón nórdico perfecto para mí?” es la más comentada cuando nos referimos al descanso. Muchas son las personas que, ante el cada vez más cercano invierno, empiezan a preguntarse cuál va a ser la mejor manera de resguardarse del frío durante la noche. Para responder a tu duda, en Velfont te damos algunas pistas y te presentamos nuestros productos.

Tiempo de cambios

Formalmente, un edredón nórdico es el elemento moderno utilizado para sustituir el antiguo juego de cama compuesto por la sábana, la manta y la colcha. El cambio nos ha permitido que, actualmente, nuestro descanso sea más placentero, mucho más cómodo por el hecho de eliminar el peso que implicaban los elementos de descanso tradicionales. Nuestras necesidades han cambiado, y qué más que adaptarse a ello.

Así pues, Velfont dispone de edredones nórdicos elaborados con distintos materiales de relleno: de fibra hueca de primera calidad, de duvet o plumón. La principal diferencia entre los dos es su capacidad para aislarnos del frío. El duvet o plumón se caracterizan por ser unos aislantes térmicos de alta calidad, que nos protegen del frío del exterior impidiendo que la temperatura de nuestro cuerpo sufra cambios bruscos. Para tener más clara su función, podemos decir que actúan como un iglú. En cambio, la fibra utiliza otro método, igual o más efectivo, para aislarnos del frío: el material reacciona calentándose con el calor que le aporta nuestro propio cuerpo y utiliza su capacidad calorífica para calentar el aire. De este modo, los métodos son distintos pero los resultados prácticamente iguales (con algunas variaciones debido a la naturaleza de los materiales, claro está).

 

La respuesta más esperada

Ante la información anterior, la duda nos acecha: ¿cómo elegir el edredón nórdico perfecto para mí? La selección del producto idóneo pasa por considerar, entre otras, tres variables distintas: el tipo de relleno nórdico, el gramaje y la longitud del edredón. En primer lugar, es importante diferenciar entre los rellenos naturales (de plumón o duvet) o los rellenos sintéticos (fibra). Independientemente de su capacidad para aislar el frío, los rellenos naturales son más caros y tienen un mantenimiento más delicado, mientras que los edredones de relleno de fibra son más fáciles de mantener y más asequibles.

En segundo lugar, debemos entender el gramaje como el peso del nórdico, que va directamente relacionado con la capacidad calorífica que proporciona el nórdico. A mayor gramaje, mayor poder térmico. Para elegir el nórdico perfecto, debemos tener en cuenta la temperatura ambiente de nuestra casa y, sobre todo, de nuestra habitación, así como nuestra temperatura corporal habitual. En tercer lugar, la longitud del edredón es determinante para que su efectividad sea completa. Así, se deberá tener en cuenta la estatura y el movimiento durante la noche (si la persona es propensa a moverse o no).

A partir de las variables mencionadas y la ayuda de los expertos de Velfont, encontrar el edredón nórdico perfecto para ti va a ser realmente fácil.

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone