Dormir Bien En Verano

10 consejos para dormir bien en verano

El verano tiene infinitas cosas buenas. Los días son más largos y las noches muy agradables; podemos disfrutar del mar, su brisa y sus aromas. Nos bronceamos y descansamos con lo que nuestro rostro y cuerpo lo reflejan…

Sin embargo, nuestro sueño se resiente. En verano las temperaturas diurnas suelen rondar –y en algunos casos superar– los 35 grados. Abrir la ventana no ayuda a veces ya que con las altas temperaturas tampoco corre aire en el exterior. Esta situación se agrava en los días más calurosos del verano. La consecuencia es una gran dificultad para conciliar el sueño.

Y es que cuando pasamos calor al dormir comenzamos a dar vueltas y vueltas en la cama, sudamos o nos movemos con frecuencia, incapaces de dormir profundamente. Esto provoca que perdamos horas de sueño, o incluso que pasemos las noches en vela por el calor y terminemos durmiendo en la playa, la piscina o la siesta. Es decir, fuera de hora y alterando nuestra rutina de sueño y es aquí cuando aparecen el cansancio y/o el mal humor…

Aunque todo esto pueda sonar un tanto desolador y ya eches de menos el agradable tiempo primaveral, debes saber que hay algunos consejos para dormir bien en verano que pueden ayudarnos.

 

1. Más hidratación

En verano es importante hacerlo constantemente y acentuar el consumo de líquidos en las horas de más calor. Además, tomar un vaso de agua justo antes de ir a dormir es un buen truco para prevenir la deshidratación nocturna. Además, si te hidratas bien durante el día evitarás también sufrir migrañas y dolores de cabeza.

2. Una ducha refrescante

Bajar la temperatura del cuerpo poco antes de acostarnos es otro buen truco para tratar de dormir frescos durante toda la noche. Puedes conseguir el mismo efecto, es decir el reducir la temperatura corporal, colocando una bolsa de agua fría dentro de la cama o colocando un paño húmedo en la parte de la nuca.

Dormir Bien En Verano Ducha

3. Deporte con moderación

En verano solemos tener más horas libres, de modo que lo idóneo sería realizar cualquier tipo de actividad física en las primeras horas del día. Porque hace menos calor y porque así, cuando llegue el momento de irnos a dormir, estaremos relajados y no con las revoluciones en marcha.

4. Oscuridad en la habitación

Mucha gente necesita algo de luz para conciliar el sueño, pero esta es una enemiga del descanso ya que la mayoría de bombillas generan más calor. Si es un imprescindible, asegúrate de que duermes con una iluminación mínima.

 Dormir Bien En Verano Oscuridad

5. Aire acondicionado sí, pero con control

Es nuestro gran aliado en las noches calurosas, pero rendirnos al aire acondicionado también puede volverse en nuestra contra: provoca dolores de cabeza, de garganta y/o algún que otro resfriado. Lo mismo, con los ventiladores. Intenta programarlo para que esté funcionando durante un rato, pero no lo dejes toda la noche encendido, así conseguirás dormirte con sensación de frescor, pero no pasarás frío.

6. Atención a tu alimentación

Decidir qué comer antes de ir a dormir es clave porque algunos alimentos son enemigos del descanso. Esto es todavía más importante en los meses de verano ya que además de evitar el café o el azúcar debemos hacer lo mismo con los que aumentan nuestra temperatura corporal o dificultan las digestiones como pueden ser los alimentos picantes o las verduras crudas.

Dormir Bien En Verano Rutina

7. Elige bien el pijama

A la hora de dormir, no importa si es invierno o verano, la ropa que escogemos debe ser holgada y cómoda, que facilite nuestros movimientos y no nos moleste mientras dormimos. En verano debemos añadir, además, la premisa de que sea fina y ligera.

8. Establece una rutina

Es un clásico del verano, algunos días nos quedamos despiertos hasta bien entrada la noche y otros nos da por acostarnos muy pronto para aprovechar el día siguiente. Estos desajustes –por pequeños que sean– confunden al organismo, que no sabe cuándo prepararse para conciliar el sueño. Sabemos que estás de vacaciones, pero trata de establecer una rutina de sueño, te ayudará a dormir mejor.

Dormir Bien En Verano Orden

9. Orden en la habitación

No es la primera vez que lo decimos, tu habitación debe ser un santuario del descanso y ya sabes que el orden tiene mucho que ver en cumplir o no con esa premisa. Puedes optar por una habitación Feng Shui o, simplemente, organizarla de forma que te genere paz, tranquilidad y tanto la luz, como la ventilación fluyan.

10. Presta atención a la ropa de cama

No solemos otorgarle la importancia que tiene, pero el material que elegimos para dormir también influye en nuestro sueño. La gama Termo-reguladora de Velfont® cuenta con la tecnología Outlast® que logra amortiguar los cambios de temperatura absorbiendo el exceso de calor cuando el organismo lo necesita. Una gama completa y exclusiva de ropa de cama inteligente, capaz de autorregular la temperatura durante el descanso.

 

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone