Beneficios Madrugar

Por qué deberías ser una persona madrugadora

Habrás escuchado más de una vez eso de «A quien madruga Dios le ayuda», pues dejando el refranero a un lado, parece ser que sí, que hay consenso entre los expertos: son muchos los beneficios de madrugar. Es más, dicen que un aspecto que todas las personas de éxito tienen en común es que se levantan muy pronto para aprovechar sus mañanas al máximo.

Es cierto, no todos nos enfrentamos de la misma forma al descanso. En algunos predomina el sueño ligero y otros entran rápidamente en un sueño profundo.  Del mismo modo, algunos seres humanos son más nocturnos que otros. Sin embargo, si formas parte de este segundo grupo, quizá quieras cambiar de opinión cuando descubras todos los beneficios que puede tener en tu día a día un buen madrugón.

Beneficios Madrugar Silencio

Empezarás el día sin prisas

Puede parecerte una tontería, pero haz la prueba. Despertarte con tiempo y poder hacer tus rutinas de la mañana con tranquilidad sin la presión de que estás llegando tarde marcará un cambio en tu día. Olvídate de el enfado en los atascos o de que se te atragante el desayuno. El resto del día te sentirás, también, menos estresado. 

Disfrutarás de un buen desayuno

Está estrechamente relacionado con el punto anterior. Y es que seguramente debido a las prisas matutinas el desayuno sea uno de esos momentos del día que sacrificas. Si te tomas un tiempo para desayunar tranquilamente lo agradecerás. También se beneficiará de madrugar tu dieta en general ya que ordenarás tus horarios de comidas y dejarás de sentir hambre a deshora.

Mejora tu calidad del sueño

Aunque te pueda parecer contradictorio, madrugar ayuda a regular tu reloj interno facilitando que te acuestes y despiertes de forma natural, sin necesidad de que utilices un despertador para hacerlo. Introduce una rutina de descanso acostándote y despertando siempre a la misma hora.

Momento para hacer deporte

Por las tardes, imposible, demasiados recados por hacer. La pausa del medio día no es lo suficientemente larga para que llegues al gimnasio y por las noches, después de cenar estás agotado. Efectivamente, la respuesta es que entre los beneficios de madrugar está el contar con tiempo para salir a correr, asistir a una clase del gimnasio o simplemente dar un pequeño paseo. Para nuestro organismo, el ejercicio matutino, tiene grandes ventajas. Será, además, tu momento. 

Reinará el silencio

Lo mejor de madrugar es que te activarás en una hora del día en la que todos duermen. Es decir, podrás disfrutar de unos minutos solo para ti en los que leer, escuchar música o, aún mejor, gozar del silencio.

 

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone