Trucos Para Dormir En El Avion

5 trucos para dormir en el avión

Si te dijeran, ahora mismo, que debes tomar un avión que te llevará a la otra punta del mundo y que, por lo pronto, serán 12 horas de vuelo, ¿qué harías?

Además de ponerte un poco nervioso y preparar la maleta a toda prisa, seguro que uno de tus principales miedos sería el de cómo dormir en el avión. Pues, al menos por esta parte, puedes estar tranquilo. Desde Velfont hemos recopilado 5 trucos para dormir en el avión.

 

¿Cómo dormir en el avión?

 

  1. Hacer deporte

Si bien es cierto que no se aconseja hacer deporte justo antes de meterse en la cama, en el caso del avión es diferente. Al hacer deporte, nuestro organismo se activa y se pone en alerta pero, pasadas unas horas, el cuerpo se resiente y cae en un agotamiento profundo.

Desde que llegues al aeropuerto hasta que el avión despegue pasarán, por lo menos, 2 horas. Por lo que, para cuando empiece tu vuelo estarás tan cansado que te costará mantener los ojos abiertos.

 

  1. Invertir en el asiento

Pagar un poco más por tu asiento puede ser la mejor inversión que puedes hacer durante tus vacaciones.

Los mejores asientos para dormir en el avión suelen ser los que están a la altura del ala. En esta zona hay menos turbulencias, según asegura Dr. Quay Snyder, CEO de Aviation Medicine. Además, en estas zonas suelen ubicarse las salidas de emergencia y los asientos son más amplios y espaciosos.

 

  1. Adoptar una buena posición

Según aseguran desde British Chirpractic Association, la mejor manera para dormir en un avión es inclinando el asiento 135 grados. Sin embargo, cuando se vuela en clase turista, no siempre es posible reclinar el asiento. Además, eso puede ser molesto para el pasajero de atrás y puede acabar en una discusión que se eterniza hasta que acaba el aterrizaje.

Otras alternativas pueden ser las de venir preparado para la batalla y traer una almohada cervical y un antifaz para asegurarnos un descanso cómodo. Si tienes la suerte de no tener acompañante en el asiento de al lado, puedes espachurrarte a gusto y ladear tu posición para ganar algunos centímetros de intimidad.

 

  1. Llevar la ropa adecuada

En materia de descanso, la temperatura es fundamental. En un avión, corres el riesgo de sentarte justo debajo del chorro de aire acondicionado. Si pasas frío, te resultará muy complicado conciliar el sueño.

Además del frío, también es recomendable utilizar ropa ancha y cómoda para el trayecto. Asegúrate de que la goma de los pantalones no te aprieta demasiado y que la camiseta te permite ir fresco y cómodo. Tu outfit debería ser algo así como un pijama del que no te avergüences de llevar en público.

 

  1. Evitar el alcohol

Beber alcohol durante el vuelo no es una buena idea. El alcohol provoca deshidratación y hace que la calidad de tu descanso sea muy deficiente. Aunque pueda parecer que una copa pueda ayudarte a descansar, con el alcohol tu sueño se vuelve muy ligero y, al menor ruido o turbulencia te vas a despertar.

Si tienes sed durante el vuelo lo más recomendable es pedir una infusión de manzanilla o valeriana. Estas bebidas llevan glicina, un aminoácido que actúa como sedante y ayuda al organismo a desconectar.

Pasar un vuelo de insomnio puede ser una verdadera pesadilla. Para ti, ¿cuáles son los mejores trucos para dormir en el avión? ¡Cuéntanoslo!

 

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone