Bebeduerma

5 tips para que tu bebé duerma toda la noche

¿Por qué mi bebé no es capaz de dormir toda la noche del tirón? Si sois padres primerizos y ya lleváis más de una semana sin pegar ojo ésta es, quizás, una pregunta recurrente en vuestro día a día. Incluso, dependiendo del grado de irritabilidad que llevéis encima por la falta de sueño, esta pregunta puede que haya adquirido cierto tono de súplica.

Por si sirve de consuelo, el insomnio de tu bebé es algo normal. Según apuntan desde la Guía Infantil, el 30% de los bebés tienen problemas para conciliar el sueño. La razón principal de este desvelo durante los 4 primeros meses de vida, es porque los más pequeños necesitan alimento cada pocas horas.

Pero, ¿hay alguna forma efectiva para conseguir que mi bebé duerma toda la noche del tirón? Si bien es cierto que no existen fórmulas mágicas, si que hay ciertas estrategias que te ayudarán a dormir al recién nacido:

1. Establece rutinas

Durante las primeras semanas, se calcula que los bebés duermen alrededor de 20-22 horas al día. Las 2-4 horas restantes las utilizan para comer. A medida que van creciendo, los bebés empiezan a atender estímulos externos y a reaccionar frente a sonidos, colores y olores.

Empezar a construir una rutina del sueño (como por ejemplo, un baño antes de dormir o masajes en la tripita antes de dejarlo en la cama) pueden ser una buena idea para conseguir que tu bebé empiece a dormir toda la noche del tirón.

2. Ayúdale a reconocer su cama

Cuando se acerque la hora de dormir, déjalo en la cuna aunque no esté durmiendo. La idea es que vaya familiarizándose con la cuna y sepa que, cuando está en ese entorno es porque es la hora de dormir. Si, normalmente, solo acuestas a tu bebé cuando está dormido, jamás tendrá ocasión de relacionar la cuna con el sueño.

3. Dale tiempo para la digestión

A los bebés les pasa igual que a los adultos. Necesitan cenar algo ligero antes de acostarse. No es nada recomendable acostarlos justo después de comer porque su aparato digestivo está a pleno rendimiento y eso les impide dormir plácidamente. Además, cuando son tan pequeños, muchos de sus órganos aún están en desarrollo y aún necesitan formarse.

4. Déjale dormir durante el día

Los bebés necesitan dormir constantemente. Por lo que, si ves que la siesta se excede más de lo normal, no te impacientes ni trates de despertarlo. Dormir más durante el día no necesariamente implica dejar de hacerlo durante la noche.

5. Hazle caricias

Según explican desde Ser Padres, el primer sentido que se desarrolla es el tacto y lo hace a partir de la onceava semana de gestación. El feto es “capaz de percibir sensaciones táctiles que vienen del exterior y reaccionar cuando la madre acaricia o presiona su tripa.” El olfato, en cambio, aparece a partir de la doceava semana de gestación. Es entonces cuando el bebé puede sentir olores y empieza a reaccionar a ciertos estímulos como el olor corporal de la madre.

Una buena idea es ofrecerle al bebé estímulos que le proporcionen más tranquilidad como por ejemplo las caricias y masajes. Puedes ponerle en la cunita una bufanda o pañuelo que conserve el olor de la madre. Eso le hará sentirse más protegido y seguro, y le ayudará a dormir toda la noche del tirón.

¿Tienes ganas de probar estos trucos? ¡Cuéntanos qué tal te van y si efectivamente funcionan!

 

 

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone