como hacerse la cama

3 razones por las que deberías dejar de hacer la cama todos los días

Atarte los zapatos con doble nudo, guardar la servilleta dentro del servilletero o remover el café con cucharita… Son cosas que haces sin pensar demasiado en el fondo o en la forma pero son parte de tu día a día… Aunque no entendemos muy bien porqué, somos incapaces de dejar de hacer este tipo de cosas y resulta muy raro dejar pasar un día sin haber sucumbido a ese mecanismo del subconsciente. Pero, ¿por qué lo hacemos?

Con la cama pasa algo parecido. Es un acto que puede llegar hacerse sin ningún tipo de sentido lógico. ¿Por qué hacer la cama por la mañana si por la noche vamos a volver a deshacerla? Para muchos, hacer la cama todos los días no tiene una explicación lógica más allá del puro sentido estético que quieras darle a tu habitación.

¿Por qué tengo que hacer la cama todos los días?

Ésta es la pregunta del millón. ¿Existe alguna razón de peso que justifique el hacer la cama todos los días? Nosotros hoy nombramos 3 motivos por los que puedes dejar de hacer la cama todos los días.

1. Evita el contacto con ácaros

En tu cama pueden vivir alrededor de 1,5 millones de ácaros. Estos seres microscópicos son los culpables, en gran medida, de las irritaciones en la piel o la tos que sufres por las mañanas. Los alérgenos que producen los ácaros son inhalados durante la noche lo que produce las tan molestas alergias.

Estos bichitos se alimentan de la piel muerta y del sudor que liberamos. Por lo que, si hacemos la cama justo al levantarnos y no ventilamos, todos estos desechos orgánicos quedan enterrados entre las sábanas. Se convierte así en un caldo de cultivo muy apetitoso para los ácaros.

2. Ayuda a conciliar el sueño

Dormir con la cama sin hacer ayuda a ventilar mejor la humedad acumulada de las sábanas. La cama que lleva toda la jornada ventilada tiene una mejor temperatura y eso ayuda, entre otras cosas, a conciliar mejor el sueño.

3. Te ayudará a ser más creativo

Según un estudio de la Universidad de Minnesota publicado en la revista Pyschological Science la creatividad está muy relacionada con el desorden. Las personas que trabajan en espacios desorganizados y caóticos tienden a presentar propuestas más creativas e imaginativas. Por lo que, dejar tu cuarto como una leonera no tiene porqué ser tan negativo.

Después de leer este post ya tendrás, por lo menos, tres excusas para poder prescindir de hacer la cama por las mañanas.

Y tú, ¿qué piensas sobre hacer la cama?

 

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone